Literarias

  • Principal


    EDITORIAL  


    Caminos del espejo

    La escritura es una búsqueda continua. Un ir y venir por las cumbres escarpadas del lenguaje. Subir la pendiente para comprobar que erraste el camino en un doloroso aprendizaje. Es la batalla íntima contra la nada: crear un mundo con las partículas más sencillas: las palabras. El acto creativo, entonces, proviene del esfuerzo, del empeño, de la tenacidad. De esta forma, abrazar la soledad blanca de la página para encontrarnos, para conocernos, para dialogar con el mundo que nos tocó vivir, supone una lucha titánica para mejorar el mundo con palabras.
     No existe el azar en la batalla contra el lenguaje. Como lucidamente insinuó Hemingway, subimos al cuadrilátero para enfrentarnos a los clásicos, desafiarlos, retarlos, golpearlos y vencerlos. Para ellos necesitamos entrenar. Entrenar muy fuerte. Inventar no es jugar, es trabajar. El escritor, visto así, es similar al albañil: funda una realidad ladrillo a ladrillo. Las paredes crecen como niñas silenciosas amamantadas por la sinceridad y la humildad y las columnas de su obra emergen desde la cotidianidad para sostener la obra con el material más cercano, más intenso, más sutil y caótico: la vida. De este modo, entendemos la casa —el poema que habitamos desde la blancura del silencio— como un edificio concebido a partir de una necesidad emocional o intelectual, desde la búsqueda inevitable de la palabra justa. Desde la fe en el último verso.
    http://blogs.elespectador.com/cultura/el-ultimo-verso/caminos-del-espejo

     

  • Biografías






    Albeiro Echavarría nació en Bello, Antioquia
    , en 1963, pero pasó su infancia en Yarumal, un pueblo montañoso del norte del país. Se trasladó a Bogotá donde estudió Periodismo y se dedicó a trabajar en varios medios de comunicación. Después se fue para Cali donde dirigió un noticiero regional durante catorce años. En el año 2006 se retiró del periodismo para dedicarse a escribir para niños y jóvenes. Ha publicado los libros Cristina zanahoria (2007), El clan de la calle Veracruz (2009), Rosa la mula caprichosa(2010) y Conspiración en Magasthur (2011). Ha recibido varias distinciones, tanto por su trabajo como periodista, como por su obra literaria para niños.

  • Libros Recomendados

     

    La Casa de los espejos humeantes por Albeiro Echavarría




     


    Un misterio envuelve la casa de Benjamín Zapata, un inquieto niño de trece años que ha vivido toda su vida rodeado de espejos sin saber por qué. El descubrimiento de un hombre disfrazado con una gabardina será el principio de una serie de acontecimientos que pondrán a Benjamín al borde de la muerte y que le harán descubrir una fatídica relación con un personaje siniestro y de leyenda: la Patasola. Albeiro Echavarría vuelve a mostrarnos el mundo de los adolescentes, sus secretos, sus pensamientos frente a la realidad, todo esto en el marco de una ciudad y unos personajes alucinantes

     

     

  • Mis Escritos


  • Mis Profes Escriben


    Amor y Amistad

    Dos valores inmersos en los decálogos Agustinianos, cabe anotar que esté último es el proclamado por la OAR para el presente año. Amistad no solo se respira en las paredes de nuestra institución sino en nuestra nación también, ya que la paz y reconciliación han estado en boga de nuestros gobernantes en los últimos años. Es de resaltar el esfuerzo que cada uno de ellos hace por conseguir la paz en nuestros días, pero también es de criticar aquellos que no la quieren. Definitivamente nos encontramos en un país dividido, un país que requiere de mejores ciudadanos, y sobre todo ciudadanos que piensen en el bienestar de una sociedad, que prime por encima los intereses comunitarios sobre los personales.

    Es por eso nuestro colegio es fuente de unión y fraternidad, ya que cada uno de los entes educativos interioriza su papel y los valores que se promueven, por eso el valor de la amistad se recalca este año con el fin de proyectarnos como una mejor sociedad, una sociedad que vivencia no solo el valor de la amistad sino tantos valores que nuestras nuevas generaciones están pidiendo a gritos. En este mes del amor y la amistad es necesario tener en cuenta tantos mensajes que ayudan a mejorar como sociedad, y quiero resaltar un aparte de los mensajes que dejó nuestro Papa hace un año en su visita por nuestra nación: “Debemos dar el primer paso”, y este primer paso solo se hace con un corazón dispuesto a perdonar y de esa manera podemos empezar a labrar el camino de la tan anhelada paz.

     

    Edgard Mauricio Guerrero Montaña

    Profesor Lengua Castellana

     

  • Rincón Literario


  • Encuento


  • Herramientas