Literarias

  • Principal

    NUESTRO NUEVO COMIENZO

     Creo que ninguno de nosotros imaginó en algún momento de nuestras vidas estudiar, trabajar o desarrollar su vida netamente desde un computador, y gracias a lo que llamamos pandemia nos tocó experimentarlo. El Covid-19 obligó a todos los centros educativos a retarse y a cambiar su metodología de enseñanza y para esto fue necesario aplicar el uso de nuevas herramientas como lo fueron el correo electrónico, Classroom y Google Meet, plataformas que contribuyeron en el aprendizaje de cada estudiante. Recuerdo que para la gran mayoría de nosotros no fue fácil adaptarse a esta nueva realidad, sin embargo, todos la asumimos con una actitud positiva, pero no dejó de ser difícil el hecho de hablarle a una pantalla y de no poder interactuar personalmente con los profesores, compañeros y amigos.

     

    Desde aquel día que nos dijeron que ya no iríamos a clases presenciales todo cambió de ahí en adelante, a partir del 16 de marzo de 2020 nuestra formación tuvo la necesidad de hacer un giro de 180 grados y los estudiantes, profesores y directivas tuvieron que trabajar en este cambio. Al inicio del confinamiento algunos docentes nos decían que esto iba a pasar pronto y que en algunos meses nos íbamos a volver a encontrar, pero esto no fue así, tuvimos que esperar casi un año para poder retomar las clases presenciales. En este tiempo lo que tuvimos que hacer fue permanecer en nuestras casas sin poder hacer nada diferente a cuidarnos por nosotros y por nuestras familias.

    El 1 de marzo de 2021 fue el primer retorno a la presencialidad donde todos los estudiantes de diferentes grados tuvieron la oportunidad de ir al colegio si así lo deseaban y si sus padres estaban de acuerdo. Y, aunque retornar nuevamente al colegio no iba a ser lo mismo por los protocolos de bioseguridad que se tenían que implementar, como el uso de tapabocas, que actualmente ya se convirtió en una prenda fundamental de nuestro atuendo y que regularmente traerlo puesto es incómodo, pero independientemente de esto sabemos que es necesario usarlo no solo para cuidarnos a nosotros sino también a nuestras familias. El distanciamiento físico es otro protocolo que tenemos que seguir, en ciertas ocasiones se nos dificulta porque la felicidad del simple hecho de reencontrarnos hace que lo olvidemos, volver nuevamente a socializar es algo que nos llena de gran satisfacción.

    Estar en el colegio es una experiencia maravillosa, el simple hecho de cruzar por aquellos pasillos donde antes corríamos o gritábamos constantemente es inolvidable, regresar a las aulas, relacionarse con los profesores, recibir su apoyo y su enseñanza de forma directa es algo que no cambiaría jamás, tampoco olvido el momento cuando me encontré con mis amigos y compañeros, fue emocionante, sin embargo, el hecho de no poder demostrar el afecto a través de un abrazo fue algo frustrante.

    Retornar al colegio fue extraordinario, todas las emociones reconfortantes que se pueden sentir, las experimenté en ese momento. Quiero recomendar a todos los estudiantes que aún no han asistido presencialmente al colegio que no se pierdan la oportunidad de vivir este nuevo comienzo.



    LAURA ISABELLA RUIZ HERNANDEZ

    GRADO: NOVENO D

  • Recomendados del mes

    Por : MANUELA RODRIGUEZ VARGAS
    Grado 9°A

    CARAVAL, Stephanie Garber

    Este libro narra la historia de Scarlett y su hermana Donatella, que han vivido en una isla toda su vida soportando los abusos de su padre. Las dos hermanas tenían un deseo por ir a Caraval, unos legendarios juegos que duran una semana en los que la audiencia participa para ganar un gran premio, Scarlett le escribió cartas a Legend, el maestro de Caraval, por siete años, pero estando pronto a casarse pierde esperanzas, sin embargo, dos semanas antes de la boda Scarlett recibe tres invitaciones a los juegos.

    Las dos hermanas se escapan de su hogar con ayuda de Julian, un marinero que más adelante ayudará a Scarlett a superar los juegos. Pero al llegar a la isla de Caraval Legend secuestra a Donatella, que resultó ser el gran premio de este juego, por lo que Scarlett se ve obligada a participar en este macabro juego para salvar a su hermana o esta desaparecerá para siempre, pero ojo, que es un juego y nada es lo que parece en realidad.

    Te enamoras de todos los personajes y tiene un desenlace que, por más pistas que te de el libro, no se descifra hasta el final. Y para las chicas que no leen nada si no hay romance, pues si… si que hay.

    TE DARÍA EL SOL, Jandy Nelson


    Narra la historia de Noah y Jude, dos gemelos inseparables.

    Noah era muy solitario y se dedicaba a dibujar sin parar, su único amigo era su vecino Brian, del cual se ha enamorado en secreto. Jude era “esa niña” que se pintaba los labios de rojo y siempre andaba rodeada de gente.

    Pero tres años después, a los 16, un horrible suceso (y muchos malentendidos) hicieron que estos dos hermanos cambiarán su verdadera forma de ser y tomarán caminos diferentes, hasta que Jude conoce a un chico muy atractivo y arrogante, y a Guillermo su nuevo maestro de escultura.

    Los primeros años son contados desde la perspectiva de Noah; los últimos desde la de Jude…

    Este libro te cambia la perspectiva del mundo, tiene una trama muy interesante que te obliga a seguir leyendo para entender porque estos gemelos dejaron de hablar si se adoran tanto. El desarrollo de los personajes, sus sentimientos y dudas, te hacen empatizar muy fácil con estos y es básicamente imposible no enamorarte de ninguno.


    BOULEVARD, Flor M. Salvador